Agencia Estudiantil de Prensa, AEP. Con la tecnología de Blogger.

Últimas entradas

CARTA ABIERTA AL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DEL TOLIMA


Ibagué, 6 de junio de 2017

Señor:
OMAR MEJIA
RECTOR
UNIVERSIDAD DEL TOLIMA

Por medio de la presente, los grupos estudiantiles agremiados en la Federación de Estudiantes Universitarios, FEU-Colombia, rechazamos la intención anunciada por el Consejo Académico de culminar anticipadamente el semestre sí se presenta algún tipo de hecho que altere su curso.

Creemos que esta medida constituye una ofensa contra los estudiantes que han sentado una posición frente a la realidad universitaria y han acudido a algunas vías de hecho para manifestar su descontento y reclamar un espacio de participación e incidencia en las decisiones que son competencia de todos.

Igualmente, consideramos que el comunicado guarda un sentido falaz, porque plantea una medida que, de implementarse, terminará afectando el desempeño académico del estudiantado. De hecho, si se tiene en cuenta el Estatuto Estudiantil, el cual aclara que “el curso de una asignatura o núcleo temático se considerará valido cuando se haya cursado al menos un 80% de sus contenidos” (art. 14), se estaría ante una masacre académica, en tanto no todos los núcleos temáticos se han abordado en un 80% y mucho menos los de quienes iniciaron actividades después del inicio del semestre por falta de profesores. Por esto, la medida anunciada por el Consejo Académico desestimula la protesta estudiantil insinuando que ya esta culminado el 80% de los cursos y, de paso, niega el malestar generalizado del estudiantado frente a la crisis de la universidad.

Por ultimo, creemos que la medida promovida por el Consejo Académico violenta las funciones de los organismos de dirección de la universidad, porque es el rector el encargado de “evaluar y controlar el funcionamiento general de la Universidad, e informar de ello al Consejo Superior y disponer o proponer a las instancias correspondientes las acciones a que haya lugar” (Estatuto General, art. 22); por lo cual, su anuncio no respeta la funciones de los organismos de dirección establecidos por el Estatuto General.

Ante este panorama, exigimos la culminación del semestre académico en las condiciones señaladas por el calendario aprobado, respetando cualquier expresión de protesta que denuncie la situación actual de la universidad y propenda por sacarla de la crisis en la que se encuentra. A su vez, llamamos a los directivos universitarios a abrir los espacios que reclama el estudiantado en aras de mandatar, ante el Consejo Superior, las orientaciones necesarias y pertinentes encaminadas a construir la nueva historia y, en definitiva, los cimientos de una universidad nacida del dialogo y no del aventurerismo.

Atentamente:

FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS, FEU-COLOMBIA
Colectivo Manuelita Sáenz
Agencia Estudiantil de Prensa, AEP
Colectivo de Educación Popular, Simón Rodríguez

LA LUCHA DE CLASES SEGUIRÁ VIGENTE

El 9 de mayo se conmemoró el día de la victoria del Ejército Rojo sobre las tropas de Hitler en 1945. Esta victoria no fue más que una de las expresiones de fuerza de la clase obrera organizada para luchar por una meta clara: detener el avance del fascismo que se extendía por Europa y ampliar las bases de la dictadura del proletariado. Aunque esto no fue una mera victoria de táctica militar, sino el resultado de la genialidad política del PCUS y el pueblo soviético en cabeza de su timonel J. V. Stalin. Los 72 años que han pasado desde este momento las enseñanzas que deja podrían ser ilustrativas para el caso colombiano, mas cuando aparecen dudas como: después del acuerdo final entre las FARC-EP y el gobierno, ¿Qué sigue? ¿Hacia dónde vamos como movimiento social y popular? Y, después de esto, ¿Cuál es nuestra finalidad?


Una de las principales banderas que hemos levantado históricamente ha sido la de la “solución política al conflicto colombiano” con el fin de exigir soluciones a las causas que lo originaron, las cuales son de naturaleza social y política. En atención a esto, y entendiendo que uno de los grandes problemas que originó el conflicto, tiene que ver con el acceso a la tierra, la solución política implica una reforma agraria integral que aún está pendiente. Sin embargo, y después de varios años de diálogos entre las FARC-EP y el gobierno, se ha llegado al “Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” que contempla una Reforma Rural Integral que podría iniciar la democratización de la tierra y el territorio y, sin duda alguna, ayudará a la construcción de la Nueva Colombia. Por esto, como pueblo colombiano debemos tener claros los pasos que nos corresponde seguir en el presente y el mañana.

Con el panorama que podría inaugurar la puesta en marcha de la Reforma Rural Integral, vale la pena decir, que la lucha del campesinado no se ha acabado. A pesar que el movimiento campesino ya logró sus fines, es necesario precisar que aún el objetivo principal no se ha cumplido, queda mucho por lograr y lo que resta es hacer parte de las luchas del proletariado por obtener el poder político y la emancipación. Nuestro fin ultimo, reconociendo los logros del acuerdo de La Habana, no pueden significar una especie de acomodamiento que nos permita desarrollar acumulación de riqueza con base en la propiedad de la tierra, sino por el contrario nos debe permitir repuntar en la construcción de una sociedad diferente.

Indudablemente, las oportunidades que abrirá la Reforma Rural Integral conducirán a cambios importantes en la vida rural, así como a cambios en la forma de pensar y actuar. Probablemente algunos se dediquen a “trabajar” su tierra y, con ello, a olvidar el trabajo y dar rienda suelta a vicios nocivos que jugaran en contra de nuestra lucha. Así, hoy más que nunca es necesario dejar de lado el personalismo, el caudillismo, el burocratismo, el liberalismo, el individualismo y todo vicio malsano que pueda desviarnos del camino, exaltando los principios que nos deben regir en todo momento la fraternidad, la solidaridad de clase, el arrojo y el valor del sacrificio por nuestra clase, recordando a los soviets, a los brigadistas internacionales y a todos aquellos camaradas de todo el mundo que a lo largo de la historia han entendido que solo el pueblo salva el pueblo y que nuestro fin último es la toma del poder para el pueblo y que de forma consecuente han entregado hasta la vida misma por la emancipación del pueblo trabador.

En este sentido, compañeros, la lucha hasta ahora comienza, nos esperan duras batallas en las que venceremos si y solo si llevamos siempre por delante la lucha de clases como contradicción principal en nuestro accionar.

@nikolay_redskin

SÍ USTEDES SON EL FUTURO DE LA PATRIA, ENTONCES TOMEN CONCIENCIA DEL PRESENTE: SERGIO HERNÁNDEZ

Sergio Hernández, comandante ZVTN "Marquetalia, Cuna de la Resistencia" en la Universidad del Tolima. Foto: AEP.

Con ocasión al Congreso Regional de Paz, que se desarrolló el pasado 27 de abril, arribó a Ibagué una delegación de las FARC-EP en la que predominó la presencia femenina. Pese a esto, y de los cerca 400 participantes, sobresalió Sergio Hernández, uno de los comandantes de la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) “Marquetalia, Cuna de la Resistencia”, quien de la mano de Antonia Nariño y Simona Luna Bolchevique, llegó a la ciudad musical de Colombia disparando ideas en vez de balas, levantando propuestas en vez de trincheras.

Una vez terminado el Congreso Regional de Paz, el cual fue calificado por el comandante Sergio como “un evento muy importante, ya que involucró a todos los sectores sociales y populares e inclusive a sectores políticos que, de una u otra manera, vienen aportándole a la paz”; logramos comprometerlo –para el día siguiente– con una conversación sobre diferentes temas. Así, junto con el equipo de trabajo del programa radial Su-Versión-es e integrantes de los colectivos de la Federación de Estudiantes Universitarios en la UT, intercambiamos opiniones e ideas sobre el estado de la ZVTN, el compromiso de los militantes de las FARC-EP en la construcción de la paz y el papel de la universidad y los estudiantes en el nuevo momento político. Afortunadamente, la amabilidad, sencillez y precisión del comandante, nos permitió hilar un dialogo fluido y matizado por chistes y chanzas que parecían borrados por la guerra.

LA SITUACIÓN EN LA ZONA VEREDAL

Según el comandante Sergio, vivía mejor cuando integraba la compañía Víctor Saavedra que operó en el centro del Valle del Cauca y, posteriormente, cuando pasó a integrar el Frente 21, ya que “en las Zonas Veredales las obras no avanzan”. En las áreas que operaron estas estructuras –nos dijo– tenía todas las condiciones para vivir sin tanto complique, porque podía adecuar su caleta (dormitorio) y el campamento de una manera digna. Ahora, en el área de la Zona Veredal es muy difícil hacer esto, porque “las obras están al 30 por ciento”, lo cual hace que los “guerrilleros y las guerrilleras vivamos en unas condiciones prácticamente infrahumanas”: “no tenemos los baños adecuados, tenemos un agua muy insuficiente, no tenemos dónde dormir, tenemos 25 niños los cuales tampoco tienen donde dormir”. En definitiva, están sufriendo los incumplimientos de un gobierno que de vez en cuando pisa el acelerador del proceso de implementación del acuerdo final de La Habana.

LAS FARC-EP FRENTE A LOS INCUMPLIMIENTOS DEL GOBIERNO

Contrario a lo que esperan los adversarios de la paz, el panorama en la que están las Zonas Veredales no los ha llevado a cometer acciones desesperadas. El comandante Sergio, a este respecto, sostuvo que el conjunto de la insurgencia está asumiendo la situación descrita como una acción de abnegación a favor de la paz: “ahora estamos viviendo en condiciones no dignas para seres humanos (…) pero allí (en la Zona) estamos asumiendo los sacrificios que exige la paz de Colombia”.

Igualmente, y en medio de las adversidades, los guerrilleros agrupados en la Zona Veredal y, próximamente a hacer política sin armas, se aprestan a salir a las comunidades a exponer su proyecto político. En esta materia, Sergio señaló que diariamente sus compañeros estudian el acuerdo de La Habana, así como otros asuntos de interés y vitales para su actividad política. De hecho, algunas de estas jornadas las han hecho en conjunto de las comunidades rurales que se han acercado inquietas y expectantes de los resultados del proceso de implementación del acuerdo.

DEL CONFLICTO ARMADO AL REENCUENTRO CON LAS COMUNIDADES

De una u otra forma, como lo expresó Sergio, el tejido social del área donde se encuentran ha experimentado cambios. Indiscutiblemente, la presencia de las FARC-EP y de todo el dispositivo garante de la dejación de armas ha permitido nuevos relacionamientos entre las veredas, a partir de encuentros y reencuentros entre sus gentes. El ejemplo más considerable –nos comentaba el comandante– está alrededor de un campeonato de microfutbol que, junto a las comunidades, organizaron. Aunque está próximo a culminarse, los encuentros deportivos han constituido una forma de retomar los espacios para el deporte y la recreación que el conflicto utilizó como teatros de operaciones y están abriendo una brecha para alimentar el interés de los niños, niñas y jóvenes alrededor del futbol.

LA IMPORTANCIA DE LOS ESTUDIANTES Y LA UNIVERSIDAD

El Sergio Hernández, indiscutible organizador de las FARC-EP, destacó la importancia de los estudiantes y la universidad en la implementación del acuerdo. Tras reiterar un saludo “a los grupos deportivos de la universidad, a los grupos artríticos, a la asociación colombiana de estudiantes, a la organización colombiana de estudiantes, a los semilleros de investigación, a los estudiantes de los partidos políticos y a los encapuchados (…) que se vinculen a la lucha estudiantil”, el comandante sostuvo que no pueden mantenerse aislados, cada uno por su lado; por el contrario, señaló que deben unificar criterios organizativos y articular su actividad en una sola organización estudiantil. La idea es que “los estudiantes organizados se unan y coordinen todos estos procesos estudiantiles para que peleemos juntos para el logro de la implementación del acuerdo, para que le exijamos al Estado el cumplimiento del acuerdo, sobre todo en materia de educación”.

Y fue muy enfático en esto, porque “se requiere que la universidad le abra las puertas a los jóvenes campesinos y a los jóvenes de los estratos pobres y de los barrios populares de las ciudades”. Ante esto, Sergio propone que “la universidad llegue al campo, que se construyan sedes universitarias –por decir algo– en el municipio de Planadas, en el municipio de Chaparral”. Entonces, sería muy importante que “los estudiantes se unieran para que se logre la democratización de las universidades, porque la universidad juega un papel muy importante en la implementación del proceso de paz”, aseveró.

Finalmente, y a manera de despedida, el comandante Sergio llamó a los estudiantes y a los jóvenes a jugar un papel decisivo en el momento actual: “jóvenes, si ustedes son el futuro de la patria, entonces tomen conciencia del presente, organicemos, unámonos para construir la Nueva Colombia”.

CARTA ABIERTA AL MM&V DE LA ZVTN “MARQUETALIA, CUNA DE LA RESISTENCIA”


Ibagué, 31 de marzo de 2017

Señores:
MECANISMO DE MONITOREO & VERIFICACIÓN
ZVTN “MARQUETALIA, CUNA DE LA RESISTENCIA”
PLANADAS-TOLIMA

Reciban un caluroso saludo de parte del Colectivo Simón Rodríguez, el Colectivo Manuelita Sáenz y la Agencia Estudiantil de Prensa (AEP), grupos estudiantiles que actuamos en la Universidad del Tolima e integramos la Federación de Estudiantes Universitarios de Colombia, FEU-Colombia, organización estudiantil universitaria fundada en junio de 2005 de carácter nacional y presentada públicamente en 2008 en la UT.

En la actualidad, vemos con preocupación algunos acontecimientos que acaecieron en el Tolima y que resultan contraproducentes a los anhelos de paz de todos los colombianos. El día 29 de marzo, los medios oficiales de la región, publicaron un comunicado por parte de un supuesto frente denominado “Tulio Barón” de las FARC-EP declarado en disidencia. En este se expresa que retomarán las áreas dejadas por el Comando Central. Asimismo, mencionan a estudiantes de la Universidad del Tolima por su supuesto vínculo con el paramilitarismo. (Ver: Apareció un nuevo panfleto en el Tolima).

A esto, cabe mencionar que este mismo frente difundió un primer panfleto marcado como “Comunicado 01-2017” en el que afirmaban la necesidad de hacer una limpieza social en todo el norte del Tolima, imponiendo un toque de queda y dando un plazo para la salida de los municipios de esa área a los adolescentes encontrados en la calle después de las 9:00 pm. (Ver: Panfleto amenazante anuncia disidencia de las Farc en el norte del Tolima).

Como agrupaciones que actuamos en el interior de la Universidad del Tolima e integramos la FEU-Colombia, vemos con total preocupación los hechos anteriormente mencionados, porque –en cierta manera– entorpecen la implementación de los acuerdos logrados en La Habana. El contenido de dicho documento, al enturbiar las relaciones entre los estudiantes y sus formas organizativas, juega en dirección contraria a los propósitos de reconciliación de los que habla el acuerdo entre el gobierno y la FARC-EP. La tentativa por generar fricciones entre los actores universitarios, pretende minar el tejido social que ha enfrentado la situación de la universidad y a los estudiantes que tienen un compromiso irreductible con la superación de las causas del conflicto armado colombiano.

Ante esta situación, acudimos a ustedes con el propósito que se haga seguimiento a esta situación y se desarrollen las investigaciones correspondientes, con el fin de evitar desenlaces adversos que impidan el optimo desarrollo de la implementación de los acuerdos de La Habana y la edificación de la paz y la justicia social.

Agradecemos su atención.

Cordialmente:

COLECTIVO SIMÓN RODRÍGUEZ
COLECTIVO MANUELITA SÁENZ
AGENCIA ESTUDIANTIL DE PRENSA (AEP)

LOS ESTUDIANTES SOMOS CONCIENCIA CRÍTICA

QUE SE ABRAN LAS UNIVERSIDADES COMO ESCENARIOS DE DEBATE

30 de marzo de 2017


Desde la Federación de Estudiantes Universitarios, FEU-Colombia, en la Universidad del Tolima y como estudiantes consientes del momento político que vive el país, vemos con preocupación la desconexión existente en las universidades de Ibagué respecto al proceso de implementación de los acuerdos entre el gobierno nacional y las FARC-EP; por esto, reconocemos la imperante necesidad de escenarios de pedagogía para la paz y DENUNCIAMOS la actitud mezquina que han tenido algunos dirigentes del departamento, quienes se han empecinado en seguir generando odio y rencor. Lenguaje y actitud que no permite avanzar hacia la reconciliación a la que estamos llamados como actores preponderantes de la paz que tanto anhela el país.

Ante esto, unificamos nuestra voz para respaldar a los profesores de la Universidades que lideraron la iniciativa “Diálogos abiertos de paz-DAPAZ”, escenario que buscaba intercambiar experiencias, vivencias y percepciones por medio del dialogo y el debate entre los estudiantes, actores sociales y delegados de paz de las FARC-EP; escenario, en ultimas, de reconciliación para una región que vio nacer el conflicto armado colombiano.

Con lo anterior es importante mencionar el papel que juegan las universidades en torno a la construcción de escenarios de paz. En esta medida, es perentorio recordar que la universidad Colombiana ha sido víctima del conflicto armado, tema por el cual no son ajenas a las discusiones nacionales y por el contrario juegan uno de los papeles más importantes: la generación de nuevos profesionales, el acercamiento con nuevos actores y el cumplimiento de la real función misional de la universidad con la sociedad.

Así, llamamos a los estudiantes de a pie, al ciudadano, al parcero, al compa, al profe a que DEFENDAMOS los diferentes espacios de debate y discusión entorno a la paz y a que se ABRAN nuevos escenarios para debatir, estudiar, discutir sobre el papel que juegan las universidades de Ibagué en la construcción de esta nueva senda de paz, y hacerle frente al debate que es tan pertinente para iniciar con el desescalamiento del lenguaje y del conflicto con los detractores y amigos de la guerra.

Fraternalmente:

FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS, FEU-COLOMBIA
Universidad del Tolima

INFORME ESPECIAL I | GOBIERNO Y FARC-EP. ¿QUIÉN ESTÁ CUMPLIENDO?

Zona Veredal Transitoria de Normalización Antonio Nariño. Vereda la Fila de Icononzo-Tolima. Foto: AEP.

Desde el 24 de febrero, las organizaciones sociales y populares actuantes en Icononzo-Tolima, así como los líderes de sus comunidades rurales, tomaron la iniciativa y conformaron el comité de impulso de la Veeduría Ciudadana al proceso de implementación de los acuerdos entre la insurgencia y el gobierno. Entre las tareas, sus integrantes definieron la necesidad de efectuar el seguimiento permanente al Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo (CFHBD), al proceso de dejación de armas de las FARC-EP y a las medidas de implementación inmediatamente facultadas por el Fast Track. Para esto, se articularon a la Veeduría Departamental para el Seguimiento y Acompañamiento al MM&V conformada el pasado 9 de febrero en Planadas-Tolima, de quienes tendrán asesoría y acompañamiento en sus labores.

En desarrollo de sus tareas, el 26 de febrero, el comité de impulso de la Veeduría Ciudadana de Icononzo se desplazó hacia la ZVTN Antonio Nariño con el objetivo de registrar, analizar y evaluar cómo va el desarrollo de los compromisos adquiridos por la partes tras la firma del acuerdo final para la terminación del conflicto. De esta jornada, la cual se realizó en cabeza del sindicato agrario de Icononzo, filial de FENSUAGRO, y varios presidentes de JAC del área donde está ubicada la Zona Veredal, resultó un panorama preocupante. Los datos registrados por los participantes en la jornada, permitieron dibujar varias dificultades en el proceso de dejación de armas y las medidas de implementación inmediata aplicables a la Zona Antonio Nariño.

Vale la pena destacar que en esta jornada también participaron organizaciones como la Red Regional de DDHH “Raíces de Dignidad”, la Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima (ASTRACATOL) y estudiantes de la Universidad del Tolima agremiados en la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU-Colombia).

EL PANORAMA DE LA ZONA

MM&V: Constituido y funcionando

Infraestructura: 2 casas de aproximadamente 4 x 5 metros construidas en enero, 6 baños levantados por los mismos guerrilleros, varias cocinas improvisadas, un lugar para almacenar los medicamentos sin acondicionar, dos lugares para almacenar los alimentos sin acondicionar, dormitorios sin construir, tres terrenos a los que simplemente se le quitó la capa vegetal y los cuales aún no cuentan con agua potable

Cantidad de guerrilleros: aproximadamente 345

Enfermos: 39 casos

Mujeres en estado de embarazo: 8 (una de ellas tiene Preclancia)

Mujeres en estado de lactancia: 7

Menores de edad: 7

Armamento: Ubicado en lugares visibles, descargados y recogidos cuando llueve


Frente a esta situación, la presidenta del sindicato agrario de Icononzo, Luz Elena Mora, dijo que “la guerrilla está cumpliendo con lo pactado, pero el gobierno no porque en la Zona Veredal no se ha hecho ninguna clase de trabajo: todo lo que se ve hecho ha sido hecho por los mismos guerrilleros”. A este respecto, César González, guerrillero e integrante de la comisión de organización de la ZVTN Antonio Nariño, añadió: “lo que tenemos en la Zona Veredal es gracias al trabajo y el sacrificio de los guerrilleros y gracias a algunos elementos que trajimos del Yari, como es la madera para construir los pequeños cambuches”.

Asimismo, la presidenta del sindicato agrario de Icononzo llamó la atención sobre los menores de edad: “Los hijos de las guerrilleras están durmiendo en unos cambuches en mal estado”. Condiciones que evidencian la negligencia del gobierno en cuanto a la satisfacción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, por cuanto “ellos son los que más necesitan de la infraestructura adecuada para salvaguardarse de las inclemencias del clima”, acotó Antonio García, presidente de ASTRACATOL, organización que también acompañó el ejercicio proyectado por la veeduría.

Por ultimo, la veeduría en su conjunto subrayó una preocupación más alrededor del agua potable, así como la salubridad de la Zona Veredal y de las gentes que están cerca. Como por la Zona pasa una fuente hídrica de la cual beben las familias y surte el acueducto de Icononzo, los presidentes de las JAC manifestaron su inquietud sobre los impactos que podría estar generando los retrasos del gobierno: la ausencia de sanitarios y canales para los residuos y las aguas negras en algún momento podrían elevar los niveles de contaminación. Por lo tanto, urge una solución pronta que remedie lo que puede ocurrir en un futuro.

En definitiva, la ausencia de estas condiciones, que hacen parte de los mínimos acordados por las partes en el acuerdo de La Habana, están traumatizando el proceso de dejación de armas al que se comprometió las FARC-EP, así como su reincorporación a la vida social, económica y política. En términos porcentuales, Luz Elena concluyó que “nada de lo que el gobierno ha pactado lo está cumpliendo, porque del 100% el 99% está incumplido”. Por lo tanto, un proceso efectivo orientado hacia la construcción de la paz exige no sólo un compromiso de palabra, sino con hechos, y al gobierno le falta más compromiso en esta dirección, concluyó la veeduría al finalizar la jornada.

SOLIDARIDAD PARA CAMINAR SIN MIEDO


Ayer, mientras caminaba hacia la polvareda ocre que nos lleva al segundo hogar, pensé que debería, con urgencia, comprar un gas pimienta como el de mi prima; luego, pensé en aquella noche, cuando se me hizo tarde y había que caminar muy rápido, que me tocó pasar por unos lugares donde casi siempre algún tipo suelta improperios o ve a las mujeres como un pedazo de carne; también, recordé a las chicas cuando me decían que nunca se debía salir de casa alguna noche por una cerveza y menos con ese vestido tan corto, que la burundanga, que la otra noche a fulanita le tocó pasar un rato muy desagradable cuando el taxista intentó sobrepasarse con ella, etc., etc., etc.

Con Aleja, una vez caminé por la calle quinta de Cali, por donde cada día nos acompañábamos para ir a la universidad; íbamos tranquilas y riendo, cuando notamos que un carro avanzaba muy lentamente detrás de nosotras. El sujeto que lo manejaba nos decía cosas y cuando volteamos a verlo con mucho miedo, el muy desgraciado se estimulaba. Como tantas otras veces, nos embargó esa terrible sensación de no poder hacer algo, de un miedo que casi siempre es más grande que la indignación y, en especial, de no ser capaces de voltear y gritarle lo sucio, atrevido y pusilánime que había sido.

A las Yulianas, Manuelas, Claras y Marías asesinadas, empaladas, violadas, quemadas con ácido, nadie les dijo que el hecho de ser mujer nos pone siempre en una condición de vulnerabilidad y que no iban a volver a casa gracias a esos hombrecitos dañados, hijos de esta sociedad intoxicada. A Julia y Martina, que irresponsablemente creyeron que podrían salir de su país a viajar sin la compañía de un macho que las cuidara, no se les ocurrió que podían acabar despedazadas en una bolsa negra en el extranjero por haberle dicho a los sujetos que se encontraron en esa fiesta que “No”. ¿Culpa de ellas y de sus padres por libertinas, arriesgadas, inconscientes y rogadas? ¿Cómo pudieron decirle a alguien quien les gustó “No” y no dárselo? ¿Cómo se les ocurrió que pueden andar solas por el mundo? ¿Por qué no se dedican a su papel de mujeres y se quedan mejor en casa lavando platos y fregando ropa como debe ser? ¿Por qué salir a buscar problemas?

Pensé en todas ellas, en mí, en mi hermanita, en que la zozobra claudicante nos resta posibilidades de tranquilidad, de sueños y de paz. Que si bien podemos votar, solo nos resta la pequeña tarea de sentir que tenemos derecho a vivir, de dejar de andar como leonas con las uñas siempre afuera en caso ataques y peligros; que empecemos a construir sociedad junto a ustedes; junto a ustedes hombres que a su vez somos nosotros y los gays, los negros, los indígenas, los históricamente excluidos y perseguidos.

Se ha vuelto una moda reducir las reivindicaciones de las mujeres con tristes adjetivos como feminazis, que según muchos y muchas se reduce a ser promiscuas, peludas, gritonas; pero no entienden que si bien algunas de ellas se exceden, hay quienes creemos que asumirse feministas o procurar construirse en esa medida, es una cuestión de sentido común, que en serio estamos cansadas de vivir a través del miedo, que no se les enseñen a esos hombres que nuestra forma de vestir no les da derecho a violarnos, que no se enseñen a los niños que las mujeres no somos máquinas de servicio doméstico, ni máquinas de parir, que no tienen derecho a desfigurarnos la cara porque no les obedecemos o porque alguien voltea a vernos en la calle. Queremos salir sin miedo de acabar en cualquier potrero empaladas o muertas. Queremos que nuestras niñas no sean el blanco más fácil para esta sociedad enferma y de machos sin límites.

Son enormemente preocupantes los casos de maltrato intrafamiliar. A todas quienes hemos soportado daños físicos y psicológicos, nos han hecho, además de interiorizar, replicar el sesgo del machismo. Entre nosotras mismas solemos señalarnos, nos destruimos, nos evidenciemos todo feas, pobres, vulgares, gordas, negras y todo aquello que no está dentro del modelito que nos vendieron; que digamos que es una asesina impía esa mujer que decidió sobre su cuerpo, o que si el marido la dejó debió ser por no ser suficientemente hacendosa o seguramente por ser una dejada.

Hasta que hombres y mujeres no entendamos que el feminismo va más allá de dejar de depilarse, volverse lesbiana o creerse superior suprimiendo al otro, no vamos a dejar de ser vulnerables. Es necesario que quienes nos decidamos a ser madres, formemos mujeres empoderadas y hombres consientes y respetuosos; que en los escenarios laborales nos destaquemos por nuestras capacidades y exijamos condiciones salariales igualitarias, que enseñemos a nuestras parejas a desescalar el lenguaje y las conductas que nos siguen dañando y a nuestras madres y hermanas que no tienen por qué aguantarse al tipo que les pega bajo justificación de los hijos. Que nos rodeemos en un gran círculo de solidaridad para cuidarnos por ahora, pero que avancemos al punto de que no sea necesario porque el hecho de haber nacido mujeres no implicará que el miedo sea nuestro edificador y nuestra sombra.

Escrito por: Daniela

PARA LA ADMINISTRACIÓN, EL COSTO DE LA MATRÍCULA NO FUE SUFICIENTE

En la Universidad del Tolima, el costo total de la matrícula comprende tres rubros mínimos: su valor, los derechos complementarios y el Internet. Sin embargo, a los estudiantes –por como va la universidad– les va a corresponder asumir otros costos, como les ocurrió a los estudiantes de Enfermería.


En función de preparar y convocar una jornada académica dedicada a la “Actualización en Procesos Básicos de Enfermería”, el pasado martes 28 de febrero, los estudiantes de este programa solicitaron ante la Oficina de Desarrollo Institucional (ODI) de la UT el préstamo de uno de unos de sus auditorios. Karen Andrea Rodríguez, estudiante de Enfermería de la Universidad del Tolima, y quien efectuó este trámite manifestó que la respuesta de los funcionarios de la ODI no fue satisfactoria: “la orden de la rectoría era cobrar por el préstamo de auditorios”, indicó quien la atendió.

Ante esta situación, Karen Andrea expresó su insatisfacción diciendo que “no estaba de acuerdo con esa medida (…) ya que nosotros somos estudiantes, no personas ajenas a la institución”. El funcionario de la ODI replicó señalando que algunos estudiantes, quienes solicitaron en el pasado estos espacios, trataron mal las instalaciones; por lo cual, no era posible facilitarles el auditorio. Y, para agilizar el préstamo del espacio, el funcionario de la dependencia instó a Karen Andrea a que se dirigiera a la decanatura de su facultad o a la dirección de su programa, ya que estos pueden gestionar dichas instalaciones con mayor facilidad. Proceso que se puede gestionar con una carta.

Si las cosas siguen así, la universidad asistirá a una profundización de las estrategias de autofinanciación, en función de atenuar su grave crisis y, en general, la crisis de la educación superior colombiana.
 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. AEP - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website
Proudly powered by Blogger